Poemas sueltos de Rossmary Velásquez



Los poemas de Rossmary Velásquez van desde un amanecer con sus nubes y estrellas de testigo, hasta homenajes a obras y personas partidas de este plano, como Petra Reyes, patrimonio viviente. Son versos forjados en trozos de árbol fresco, desperdigados como esquirlas de árbol muerto luego que recibió el hachazo. Cada herida y cada trozo son un verso que ella hilvana.

Su poesía, va desde una ternura trémula hasta una protesta, sus versos conmueven y enternecen, versos que gritan su impresión sobre el Chimborazo y lo coronan con la poesía de la pintura: por unos segundos/ mi corazón dejó/ de bombear/ y luego cuando por fin/ supe/ que estaba frente/ a ella/ volví a la vida.

Poemas sueltos, es el amor por su entorno, por la naturaleza, por la gente importante, por los hechos, por su amor como mujer. Poesía y pintura se buscan y enaltecen, se consiguen detalles esenciales y existenciales, es una poesía aparentemente inocente, pero es producto de una poeta intensa, compleja, apasionada, como debe ser toda buena cultivadora de la palabra.

Rossmary Velásquez Natera


Nace en Valencia el 1ero de Mayo de 1984, desde niña mostró inclinación hacía las Artes, ingresando a los 10 años a la Escuela de Arpa, Cuatro y Bandola “Andrés Vera” de Tinaco, estado Cojedes y en 1996 gana su 1er. concurso de Pintura, con una Obra del Procer Independentista de Tinaco Gral. José Laurencio Silva. En 2006 Gana su 1er. concurso de Poesía Juvenil de Torre de Ficciones en Valencia y publica en 2007 su 1er. Poemario “Verde Azulado” con la Imprenta Regional de Cojedes. Desde entonces participó durante tres años consecutivos en el Festival Mundial de Poesía Capítulo Cojedes. Actualmente es Docente de Artes Plásticas en Valencia, defensora de la difución de las tradiciones y manifestaciones culturales, folklóricas y populares de nuestro acervo ancestral Venezolano.